Cáceres

La muralla de Cáceres y su historia

La provincia de Cáceres, una de las dos que forman Extremadura, se ubica en el suroeste de España, limita al norte con Castilla León, al este con Castilla la Mancha, al sur con Badajoz y al oeste con Portugal. Es una de las provincias más extensas de España, su capital, Cáceres, situada ligeramente al sur de la misma, se encuentra entre la Sierra de la Mosca y la Sierrilla, a orillas de los arroyos de Aguas Vivas y el Marco. La altitud media de la ciudad se encuentra en torno a los 450 m. sobre el nivel del mar. En el subsuelo kárstico facilita la existencia de grandes depósitos, dando lugar a pequeños cursos de agua que fluyen concentrados hacia la zona conocida como el calerizo.

Alzado este general panoramico - Ayto. Cáceres
Vista aérea - Ayto. Cáceres

Desde el punto de vista geológico estamos ubicados en extremo centro-meridional del occidente de la zona centro-ibérica del Macizo Ibérico o Hespérico, dentro de la escala cronoestratigráfica del Precámbrico, Cámbrico, Devónico y el Carbonífero, destacando materiales como la pizarras, dolomías marmóreas, calizas (el calerizo), cuarcitas y granitos. Nos hayamos, por tanto, en la penillanura extremeña, comprendida entre la depresión del río Tajo al norte y la depresión del río Guadiana al sur.

Cáceres ciudad abarca un rico patrimonio histórico y cultural y por ello fue proclamado ciudad patrimonio de la humanidad en el año 1986 por la UNESCO. Este acontecimiento fue debido a la buena conservación de los elementos patrimoniales que han perdurado a lo largo de los siglos, declarando patrimonio de la humanidad a la muralla del siglo XII como testimonio excepcional de las fortificaciones almohades en España, además de los elementos que forman el actual casco histórico de la ciudad, en su mayoría de los siglos XIV y XVI. Así mismo por ser un ejemplo de villa dominada por facciones nobiliarias rivales que implantan casas-fortalezas, palacios y torres, estructurando el espacio, y que además aglutina estilos artísticos muy diversos, desde el gótico y renacentista hasta influencias italianas o americanas entre otras.

La muralla, erigida a partir de la cerca romana y levantada con los materiales propios de la técnica constructiva del mundo islámico, se ha conservado en buenas condiciones hasta día de hoy, para su descripción haremos una división de los elementos de manera individual.

Muralla romana Moctezuma - Ayto. Cáceres

En un principio, como ya se ha comentado antes, la muralla almohade está ubicada y recrecida sobre la cerca romana anterior y podemos apreciarla en varios puntos. Tal es el caso del Arco del Cristo, cuyos sillares siguen en pie. También en el actual Palacio de Toledo-Moctezuma, según datos recogidos, durante unas reformas en 1973 se pudieron apreciar varias hiladas de sillería con una inscripción. En cualquier caso, lo que si se aprecia en la mayor parte del recorrido de la muralla son los elementos almohades definidos por la construcción en mampostería y tapial, elementos identitarios de la cerca.

Sobre la cronología de la muralla almohade, los diversos estudios establecen varias propuestas que abarcarían como inicio entre los años 1184 y 1196 y argumentan que estaría terminada en torno a los años 1200 y 1210. Se conserva en 7 tramos con un ancho medio de 3 m por una altura que en algunos puntos supera los 10 m presentando todos ellos unas características similares, estos son: entre el arco de la Estrella y la torre de la Yerba, entre la torre del postigo de Santa Ana y la torre del Aver, junto a la Torremochada, junto a la torre de Caleros el extremo noreste del recinto, junto a la torre del Horno y entre la torre de Hernando Pizarro y la torre de los Pozos.

La muralla está flanqueada por torres de las cuales conservamos 11 de adscripción almohade, 9 de ellas son albarranas que se unían a la cerca mediante espigones, las torres presentan dos tipos de planta cuadrangulares y octogonales (torre Redonda y Torremochada). También tenemos torrecillas adosadas al muro aunque sólo conservamos dos localizadas entre la torre del postigo de Santa Ana y la torre del Aver y entre la torre de Hernando Pizarro y la torre de los Aljibes.

Muralla Oeste - Ayto. Cáceres
Zona redonda - Ayto. Cáceres

Las puertas que abrirían la muralla al exterior serían 4 en su momento, respetando las antiguas puertas del periodo romano en la ciudad, una de ellas fue cegada como ya hemos comentado y se localizaría entre la torre de la Hierba y la torre del Horno; las otras dos ya desaparecidas estaría en los puntos norte y sur de la urbe, estas serían la puerta de Coria y la puerta de Mérida y por último, encontramos la puerta este, que sería el arco del Cristo o Fuente Concejo, de la cual se mantiene la estructura más o menos original, de construcción romana, pero en la que podemos localizar remodelaciones almohades y contemporáneas que se han conservado hasta nuestros días.

Murallas Caceres 2013 - Ayto. Cáceres

De la estructura islámica de la ciudad sabemos que correspondía a la tipología tripartita de espacios almohade, con un gran espacio vacío para albergar tropas (albacar), la alcazaba donde residía la autoridad y el espacio urbano (la medina) donde residiría la población estable. Estos tres espacios estarían bien definidos de manera estricta, marcados incluso con algún tipo de separación física ahora perdida.

En la parte de la alcazaba, que ocuparía la zona más elevada de la ciudad, lo que ahora es la plaza de San Mateo, se encontraría la propia alcazaba, que estaría ubicada en lo que hoy es un palacio (palacio de los Cáceres-Ovando), puesto que en 1473 Enrique IV concede la posesión a Don Diego de Cáceres Ovando para que lo hiciera.

Junto al palacio se encuentra la Iglesia de San Mateo. En numerosas ocasiones se ha mencionado que está emplazado justamente encima de lo que sería la antigua mezquita islámica, y que tendría el mihrab en el muro oriental y el patio en la propia plaza actual. Además el templo actual mantiene la cabecera recta. Pero, a día de hoy, no se ha podido constatar presencia alguna de la propia mezquita.

Dentro de ese conjunto urbano también se encuentra el aljibe almohade localizado en el palacio de las Veletas, actualmente sede del Museo de Cáceres.

Este aljibe es el claro ejemplo del problema de abastecimiento de agua de la ciudad. Se realiza probablemente entre los siglos XI y XII y para ello excavan la roca natural de pizarra e instalan una estructura cuadrangular de 13,4 m de largo por 9,9 m de ancho, con 5 naves con bóvedas de cañón peraltado que sujetan con 4 arquerías de 4 arcos de herradura apoyados en 12 columnas monolíticas romanas reaprovechadas.

Aljibe - Ayto. Cáceres
Zona de pozos - Ayto. Cáceres

Desde la alcazaba y para mitigar el problema de abastecimiento de agua también destaca el baluarte de la torre de los Pozos y la torre de los Aljibes que formarían una especie de coracha. Son dos torres albarranas que sobresalen del recinto amurallado en su flanco oriental hacia el río para formar parte de la defensa del recinto, y para poder acceder a otro aljibe islámico ubicado a escasos metros bajo la torre de los Pozos. Es un manantial natural que proporcionaría agua fresca y limpia a la población en caso de asedio y, se supone, a falta de datos arqueológicos, que contaría con un sistema defensivo propio, creando una zona segura en caso de asedio.

En lo que se refiere a la vida en la medina, el geógrafo al-Idrisi, constata que en el año 1147 comienzan la reconstrucción de 400 casas para albergar una población de 2500 habitantes, lo que nos demuestra que existió una población activa y permanente que no solo dejaron restos constructivos de carácter militar sino que, además, dieron muestra de varias manifestaciones artísticas. La más importante posiblemente sea la decoración de la torre de los Pozos, quizás sabiendo la importancia del baluarte, decidieron los decorar la torre, siendo los elementos ornamentales más complejos, elaborados y ricos en carga simbólica de cuantos se conocen de época almohade en recintos amurallados. Los elementos decorativos en este caso son estrellas de ocho puntas, un resto de inscripción cúfica y una cinta anudada; no son elementos aislados sino que forman parte de una decoración de sillares fingidos y formas curvas que asemejan lágrimas.

Será ya en el siglo XII cuando la reconquista cristiana llegue a la ciudad de Cáceres, según avanzaban los ejércitos cristianos de norte a sur. Hizn Qázris sufrirá hasta dos asedios, el primero en 1184 cuando el Rey Fernando II cercó a la ciudad durante cinco meses sin éxito, y el segundo, por parte de Alfonso IX en 1222 que también fue repelido. Finalmente, después de una serie de intervalos de ocupación de ambos bandos, fue tomada la plaza en el año 1229 a manos de Alfonso IX.

Tras la conquista cristiana, se establece una necesidad de ocupación de la plaza, para lo cual, el propio Rey Alfonso IX concede el fuero a la urbe convirtiéndola en villa de realengo, es entonces cuando comienza la llegada de los diversos pobladores, que traerá consigo una importante remodelación urbanística al ir construyendo sus viviendas intramuros, adaptando calles y casas según los derechos y obligaciones recogidas en los fueros (que obligaban a conservar y reparar las murallas) y adaptando la configuración de las calles en torno a los centros parroquiales al modo medieval cristiano.

La vida económica y social de la urbe a partir del siglo XIII empieza a desplazarse extramuros debido al aumento demográfico y por la instauración de la feria anual que se celebraba en la actual Plaza Mayor, que si bien ya existía desde el siglo XIII no acabó de estar totalmente definida hasta el XIV.

Debido a esta expansión podemos apreciar como ya, a partir del siglo XIV, se van instalando los primeros barrios gremiales, siendo el primero documentado el de los caleros, en la calle que actualmente mantiene el nombre.

Es en estos momentos cuando se establecen dos nuevos centros parroquiales en la ciudad extramuros: San Juan y Santiago.

Arco de la Estrella - Ayto. Cáceres

Será ya durante los siglos XV y XVI cuando una vez configurado el entramado urbano de la ciudad, se remodelen tanto los edificios civiles como los religiosos. Los palacios nobiliarios adquieren mayores dimensiones y se define la estructura urbana que hoy podemos observar en el casco histórico de la ciudad.

La imagen actual del centro histórico no se corresponde con la original, hay que tener en cuenta que, por orden de Isabel la Católica, se produce un desmoche de los principales palacios de la ciudad como consecuencia de la guerra de sucesión castellana, que provoca conflictos continuos entre familias nobles. A raíz de estos enfrentamientos se realizan algunas construcciones como puentes (palacio de Mayoralgo) o arcos hacia la muralla (palacios de la Generala y Golfines de Arriba). Un acto más bien político y simbólico fue el hecho de desmochar las torres, ya que en 1477 cuando la Reina Isabel jura conservar y defender los fueros de la ciudad en el auditorio.

Durante los siglos XVII y XVIII, aunque son momentos de profunda crisis para la ciudad. El arco de la Estrella, situado en el lienzo norte de la muralla, es la actual puerta de entrada al centro histórico en ese flanco. Tras desaparecer la puerta romana que abriría el recinto entre la torre de la Hierba y la torre del Horno, donde actualmente está el Foro de los Balbos, en torno al siglo XIV, se abriría otra entrada a la que denominarían la puerta Nueva. Será en el año 1726 cuando Manuel de Larra Churriguera construiría el arco que actualmente conservamos, realizado con un giro especial (esviaje) en su interior para permitir el acceso a los carruajes que subían por la cuesta paralela al lienzo de la muralla junto a la torre de los Púlpitos, dotándole ese aspecto tan característico.

Un recorrido por la muralla

  1. La Muralla y la Torre del Horno. En la plaza Piñuelas, en una esquina, unida a la muralla, se encuentra la torre del Horno. Aunque está cerrada al público, desde el exterior se pueden observar bien sus dimensiones y estructura. La muralla a la que está unida es de época almohade

    Torre del Horno - Ayto. Cáceres
  2. Torre del Postigo y arco de Santa Ana. Subiendo las escaleras que conducen al adarve de la Estrella y avanzando hacia la derecha, llegamos al arco de Santa Ana que data del siglo XVIII, excepto la imagen de la Virgen, Santa Ana y el Niño que es de manufactura contemporánea. Por su parte, el postigo se encuentra atravesando el arco a la derecha. El aspecto que se puede contemplar hoy es del siglo XVIII. Su parte superior consta de varias bóvedas realizadas con ladrillos vistos.

    Torre Postigo - Ayto. Cáceres
  3. Torre del Aver. Siguiendo el adarve de Padre Rosalío se encuentran la torre del Aver, del siglo XII.

    Torre del Aver - Ayto. Cáceres
  4. Casa Mudéjar. Volviendo al arco de Santa Ana, atravesando la calle del arco de Santa Ana, junto al palacio de los Golfines, se gira a la izquierda por la cuesta de Aldana. Allí se encuentra la casa de Aldana del siglo XIV y de estilo mudéjar. Los elementos característicos de este edificio se encuentran en la fachada, son una ventana geminada y otro conjunto de vanos distribuidos a diferente altura. Cuenta con decoración en diente de sierra de ladrillo visto.

    Casa Aldana - Ayto. Cáceres
  5. Aljibe árabe y Museo de Cáceres. Desde la casa de Aldana, se continúa por la calle Orellana y por la del callejón de la Monja hasta salir a la plaza de San Mateos. Junto a ella se encuentra la plaza de las Veletas lugar en el que se ubica la casa de las Veletas, sede del Museo de Cáceres y en cuyo sótano se encuentra el aljibe árabe (siglos X-XII).

  6. Torre Albarrana y Adosada. Olivar de la Judería. Saliendo del Museo a la izquierda, se baja por el callejón del Gallo hasta calle Pereros y de ahí, se atraviesa en dirección este la plaza del Barrio de San Antonio accediendo a la calle Hernando Pizarro. Allí se encuentra el olivar de la Judería, un parque público formado por terrazas escalonadas, en cuyo interior y adosada a una casa, se puede contemplar la Torre Albarrana. Es una torre almohade del siglo XII, construida sobre una base de sillares romanos reaprovechados.

    Torre Albarrana - Ayto. Cáceres
  7. Torre Mochada. Es una torre árabe del siglo XII de planta poligonal, conserva en su base sillares romanos reutilizados. No se puede visitar.

    Torre Mochada - Ayto. Cáceres
  8. Torre Mérida este. Torre del siglo XII, formaba parte como las demás del sistema defensivo de la ciudad. No se puede visitar porque está dentro de una propiedad privada.

  9. Baluarte de los Pozos. Saliendo del Olivar de la Judería, se vuelve hasta la calle Barrio de San Antonio del Moral donde, en una casa baja, está el acceso al baluarte. Se trata de torre almohade del siglo XII, y se puede visitar de martes a domingo de 10 a 14h. y de 17’30 a 20’30 h. (en verano)/ de 16’30 a 19’30 (en invierno). Se accede a ella por el Barrio de San Antonio

    Torre de los Pozos - Ayto. Cáceres
  10. Arco del Cristo y torre de la puerta del Concejo. Dirigiéndose al norte, hasta el final de la calle del Barrio de San Antonio, se llega al arco del Cristo, también llamado la puerta del Río. Los orígenes datan del siglo III, pero ha sufrido múltiples transformaciones. La imagen del Cristo fue añadida en el siglo XIX

    Torre Puerta del Concejo - Ayto. Cáceres
  11. La muralla Árabe. A la izquierda el arco del Cristo, en el adarve del Cristo, se puede observar parte de la muralla de la ciudad. Este tramo es de época almohade, de finales del siglo XII.

    Muralla Este - Ayto. Cáceres
  12. Casa-Museo Árabe Yusuf Al Burch. Retrocediendo hasta el arco del Cristo, frente a él, subiendo hasta la mitad de la cuesta del Marqués, a la izquierda, está la Casa-Museo Árabe de Yusuf Al Burch. Es un edificio de cronología incierta, aunque sabemos que en el siglo XX fue modificado por José de la Torre, que tradujo su nombre al árabe.

  13. Torre de la Hierba o de la Yerba. Al finalizar la cuesta del Marqués, hay que girar a la derecha hacia plaza de Santa María, y seguir junto al palacio Episcopal por la calle de la Estrella. Desde allí se sale a la plaza Mayor y se continúa hacia el Foro de los Balbos. Entre una casa y el Foro se ve la torre de la Hierba o de la Yerba. Esta es una torre albarrana de la muralla y data del periodo almohade (siglo XII).

    Torre de la Hierba - Ayto. Cáceres